A nadie le gusta la palabra fracaso. Y si hablamos de una compañí­a de la importancia de Google, con proyectos muy poderosos en diferentes campos de la tecn0logí­a, todaví­a menos. La salida de los portátiles con el sistema operativo Chrome OS ha recibido una acogida más bien frí­a entre los usuarios, aunque uno de sus principales campos de desarrollo podrí­an ser los colegios y universidades y las empresas. No obstante, los resultados no parecen ser los deseados por Google, así­ que se han decidido a cambiar su estrategia para convencer a un mayor número de instituciones.

Hasta ahora, Google solo permití­a a este tipo de organizaciones a comprar los Chromebook en base a una suscripción de tres o cinco años. Periodos muy largos que chocaban frontalmente con la polí­tica de muchas empresas de basarse en planes de gasto año a año. Es por ello que la empresa del buscador ha permitido una nueva modalidad de compra que hasta ahora solo estaba permitida a los usuarios finales: las empresas podrán comprar los portátiles por adelantado y contar con una suscripción de un solo año.

Los nuevos precios de los Chromebooks para colegios serán los siguientes: un pago completo por un año por 449 dólares (325 euros) en su versión Wi-Fi y de 519 dólares (380 euros) en su versión 3G. Este precio incluye acceso a la consola de control basada en web de los Chromebooks, soporte telefónico y garantí­a de hardware. En el caso de querer seguir con el contrato el soporte por Chromebook será de 5 dólares al mes (3,6 euros).

En el caso de las empresas los precios suben considerablemente. El pago por Chromebook y un año de soporte asciende a 559 dólares (405 euros) por Chromebook en su versión Wi-Fi y de 639 dólares (463 euros) en su versión 3G. En el caso de querer prolongar el soporte el precio se quedará en 13 dólares al mes (9,4 euros) durante el segundo y el tercer año. Estos precios para colegios y empresas suponen una reducción en el precio anterior que ofertaba Google (lo que da una idea de que el negocio no está funcionando demasiado bien, a pesar de que no hay datos oficiales de las ventas). La empresa también decidió mejorar la consola de control con una mayor cantidad de opciones y la posibilidad de seguir los enví­os de Chromebooks.