Microsoft ha logrado la compra de 666.624 direcciones IPv4 de Internet, el estándar que se utiliza para las direcciones web en la actualidad y que está a punto de agotarse (de hecho hace poco se vendieron los últimos paquetes de direcciones disponibles). La empresa estadounidense se aprovechó de la bancarrota de Nortel Networks, poseedora de estas direcciones y se impuso a otras empresas para hacerse con ellas.

Al final, la operación le costará a Microsoft 5,3 millones de euros, lo que supone unos 8 euros por cada una de las direcciones.  Se especula con que la idea de la empresa sea esperar a que comience la escasez de direcciones IPv4 y luego venderlas a un precio mayor del que le ha costado. A pesar de que existe otro protocolo ya, el IPv6, que está en fase de pruebas (las grandes compañí­as de Internet realizarán pruebas masivas el 8 de junio) la transición puede no ser tan rápida y sencilla como cabrí­a desear.

El estándar IPv6 permitirí­a una cantidad de direcciones astronómica (hablamos de sextillones de direcciones de Internet). También lo parecí­a para el estándar IPv4, cuando se instauró en el nacimiento de Internet, ya que permite unos 40.000 millones de direcciones. Una cifra que años después ya se ha alcanzado y que podrí­a dar lugar a la creación de un mercado negro de direcciones.

La escasez de direcciones podrí­a afectar a los proveedores a partir de este verano, que se verí­an obligados a dejar de ofrecer sus servicios o vender la alternativa del nuevo estándar IPv6. Así­ que es en este panorama en el que Microsoft ha realizado la compra, con la que puede obtener un beneficio considerable. De momento ya ha recibido 400.000 direcciones, mientras que el resto llegarán a la empresa una vez se consume el proceso de bancarrota de Nortel.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp