Con la cercaní­a de Halloween, las casas se llenan de historias de terror y de disfraces más o menos improvisados. Surgen preguntas supersticiosas, de esas que llenan las conversaciones tras una pelí­cula de terror. ¿Existirán las criaturas que llenan estas filmaciones de gritos y sangre? Puede que las brujas no existan. Pero sin duda existen los vampiros. Es el caso del gusano Win32.Worm.Prolaco.

Este virus se aprovecha de la inminencia de Halloween para esconderse en una supuesta tarjeta de felicitación. Una vez abierta, el gusano tiene ví­a libre para infectar el ordenador y chupar todo tipo de flujos de información del usuario cuando está conectado. Ya sea las páginas vistas, los datos escritos en páginas de banca electrónica o los datos personales cuando uno realiza un registro.

virus_Prolaco

El gusano se esconde a sí­ mismo dentro de un archivo .zip (un archivo comprimido). Win32.Worm.Prolaco suele aprovecharse de las diferentes fiestas para esconderse en tarjetas de felicitación que se enví­an al mail. Se hace pasar por un documento, pero en realidad es un archivo ejecutable que le permite instalarse a sí­ mismo en el ordenador. Una vez dentro, el virus debilita la seguridad del sistema y cambia los registros de Windows para poder ejercer su función principal. Y esta no es otra que crear un archivo que graba toda la información del usuario cuando navega a través de Internet.

Pero no es su única función, ya que también es capaz de recibir comandos de manera remota para controlar el ordenador infectado, e incluso convertirlo en lo que popularmente se conoce como ordenador zombie. Ya ven. Puede que no existan las brujas. Pero sin duda existen los vampiros.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp