Facebook_HTML5Se acabó el Adobe Flash en Facebook. La red social se pasa a HTML5, un estándar de programación que pretende hacer innecesario instalar códecs y actualizaciones periódicas a la hora de disfrutar de juegos, ví­deo y sonido en páginas web. La empresa responsable de la quinta versión del lenguaje HTML es W3C.

Por su parte Flash, propiedad de Adobe Systems y que suministra el plugin de forma gratuita, es una aplicación muy utilizada por la mayorí­a de sitios de Internet. Todaví­a está presente en Facebook, aunque el objetivo es que todo el contenido se reproduzca con HTML5. Por otra parte YouTube, adquirida por Google en 2006, ya permite subir ví­deos en dicho protocolo.

flashvshtml5

Lo cierto es que no es la primera pelea de Flash, porque Apple ya le habí­a echado un pulso con anterioridad. La empresa con sede en Cupertino no ha dotado a sus dispositivos portátiles iPad e iPhone de compatibilidad con el formato de Adobe Systems. De hecho, la apuesta de Steve Jobs ha sido en los últimos tiempo el HTML5. En su momento, Adobe se mostró a favor de diseñar una versión especial para iPhone, pero Apple la rechazó. En opinión de Jobs, se trata de un producto inestable. No es menos cierto que a la firma de la manzana le resulta conveniente desde el punto de vista económico limitar a otras empresas a la hora de meter cuchara en el negocio de las aplicaciones. La cuestión es que el producto de moda, el iPad, no admite Flash pero sí­ HTML5. El tablet, a la espera de ser distribuido en Europa, ha alcanzado un gran nivel de ventas en Estados Unidos. De hecho, todas las unidades de iPad se agotaron en su primera semana en el mercado. Es de esperar que repercuta de algún modo en la aceptación de Flash.

Además, ahora también la popular red social Facebook da la espalda al estándar de Adobe para abrazar HTML5. No hay que olvidar que nos encontramos ante un portal capaz de superar a Google en número de visitas y que en diciembre alcanzó la friolera de 350 millones de usuarios, por no hablar de los 100 millones que acceden a través del móvil. No obstante, es probable que Flash aún dé algo de guerra. No en vano, el navegador Google Chrome viene con Flash integrado. Tal vez el futuro esté en manos del lenguaje de W3C, pero la verdad es que todaví­a hay una gran cantidad de contenidos en la Red que sólo son ejecutables mediante Flash. Veamos cómo evoluciona el asunto y quién termina por llevarse el gato al agua.