Sin categoría|5 octubre 2012 4:52 pm

Cómo añadir un botón de apagado a la interfaz de Windows 8


Windows 8

A pocas semanas ya de la salida del sistema operativo Windows 8 (sale a la venta el 26 de octubre), cada vez surgen más tips y trucos para mejorar el funcionamiento del sistema. La nueva versión de Windows incorpora una interfaz nueva (denominada hasta hace poco Metro) que distribuye iconos en forma de ladrillos a lo largo de la pantalla y que está diseñada para aprovechar las capacidades táctiles. Hoy te enseñamos a introducir un botón de apagado dentro de esta interfaz.

Este botón permitirá tener otra manera de apagar el equipo más directa. Para introducir este icono dentro de la interfaz principal, primero hay que acceder al escritorio (aparece en forma de icono). Una vez dentro del escritorio, apretamos con el botón derecho en la pantalla, “nuevo” y después “Acceso directo”. Dentro de la ubicación del acceso directo, hay que introducir la dirección “shutdown.exe -s -t 00” sin la comillas. Después añadimos el nombre que queramos al acceso, por ejemplo, “Apagar el equipo”. El siguiente paso es opcional pero puede resultar útil para identificar el icono en la interfaz principal y hacerlo más visual. Se trata de cambiar la imagen del acceso directo a través de sus propiedades.

Para ello, pinchamos con el botón derecho en el acceso directo y luego en la opción de “propiedades”. En el siguiente paso hacemos click en “Cambiar icono” y aceptamos la ventana de advertencia con el mensaje que nos pide escoger uno de los iconos de la lista. Por defecto, se nos abrirá el directorio que guarda los iconos predeterminados de Windows. En caso de contar con iconos propios podemos examinar el equipo. Una vez escogido el icono, apretamos sobre el botón “Aplicar” y luego abrimos el explorador de Windows. Normalmente, estará anclado a la barra de tareas del escritorio. En caso contrario, podemos apretar con el botón derecho en la esquina inferior izquierda y después “Explorador de Windows”.

Botón de apagado de Windows 8

Dentro del explorador, vamos a la unidad principal donde hayamos instalado el sistema Windows 8 (generalmente C:/), después “ProgramData”, “Microsoft”, “Windows”, “Menú Inicio” y finalmente “Programas”. Para poder acceder a estas carpetas hay que tener la vista de contenido oculto activada. Para ello, accedemos al menú de “Vista” en la parte superior del explorador y después activar la opción “Elementos ocultos”. El último paso para que el botón aparezca en la interfaz de Windows 8 es copiar el acceso directo a la carpeta de programas. Hay que proporcionar permisos de administrador para que se pueda copiar el acceso directo en la carpeta de programas.

El icono aparecerá en la interfaz principal del sistema y podremos cambiarlo a la posición que prefiramos. Para llevar a cabo este artículo hemos utilizado un portátil Acer Aspire Ethos 8951G, un portátil potente que cuenta con un procesador Intel Core i7-2630QM con cuatro núcleos de procesamiento y una potencia de 2 GHz por núcleo. Además, este equipo tiene 16 GB de RAM y una tarjeta gráfica Nvidia GeForce con 2 GB de memoria dedicada.