Faltan menos de dos meses para que Microsoft lance su nuevo sistema operativo Windows 8. La compañí­a lleva trabajando mucho en este sistema y hemos evidenciado claras mejoras desde la primera versión previa lanzada en febrero a la segunda beta disponible desde junio. No obstante, todaví­a existen muchas dudas sobre diversos puntos de este sistema y sobre la capacidad de Microsoft de enganchar al usuario acostumbrado a un sistema anclado al escritorio. Uno de los puntos que todaví­a no se han pulido lo suficiente es el de las apps preinstaladas con las que Microsoft pretende vertebrar la experiencia de uso de la interfaz principal: Personas, Correo, Mensajes y Calendario.

La primera de estas apps es la que presenta un punto más avanzado de su desarrollo. La información de los contactos se integra con las diferentes fuentes disponibles, ya sea nuestra lista de contactos del correo de Microsoft, Gmail, o incluso las redes sociales Twitter, Facebook o LinkedIn. Además, a través de la app podemos acceder con sencillez a los últimos movimientos de los contactos en estas redes sociales y acceder a esta información de una manera centralizada y bastante limpia. Parece difí­cil que la app presente muchas variaciones en la versión final de Windows 8.

En segundo lugar, la app de correo alterna en el momento actual tanto luces como sombras. Por un lado, el manejo de los correos es sencillo y no requiere mucho aprendizaje hacerse con la mayorí­a de las funciones que incorpora la aplicación. Otro punto positivo es que podemos añadir tanto cuentas de correo de Google como cuentas de Outlook, aunque se echa en falta una mayor compatibilidad con otras plataformas como Yahoo Mail. No obstante, las opciones disponibles en la app de correo resultan limitadas. Por ejemplo, no es posible marcar los correos importantes o crear nuevas carpetas dentro de nuestra cuenta de correo. Estas ausencias provocan que tengamos que acudir al navegador para poder realizar algunas acciones. Es de esperar que la app reciba algunas actualizaciones a lo largo de las próximas semanas y meses.

Una de las aplicaciones que más margen de mejora tienen es la de Mensajes. Esta aplicación permite chatear con nuestros contactos de Hotmail y Facebook, uno de sus principales atractivos. Se echa en falta que esta herramienta también incluya el chat de Google, aunque la batalla que mantienen las dos empresas en la mayorí­a de los campos de la tecnologí­a hace difí­cil que se produzca una integración mayor. Esta herramienta divide las conversaciones en hilos (las conversaciones más recientes aparecen en la parte superior de la pantalla) y genera notificaciones cuando recibimos mensajes estando en pantallas diferentes (aunque su funcionamiento es intermitente). También resulta interesante su uso a través de la pantalla partida en una franja lateral. No obstante, la gestión de los contactos resulta casi nula y para acceder a los contactos con los que queramos charlar hay que buscarlos primero en la app de contactos.

Por último, la app de calendario se sincroniza automáticamente con el calendario que tengamos en nuestro correo de Hotmail (Outlook), y también puede integrar un calendario de Google. Su uso es bastante intuitivo y visual, pero existen ausencias importantes (como por ejemplo añadir eventos de calendario desde el correo o el hecho de que haya que teclear las direcciones de correo de los contactos que queramos invitar (lo normal serí­a que al teclear el nombre de un contacto apareciera una lista con sugerencias). Después de utilizar esta herramienta un tiempo, hemos encontrado diversos problemas a la hora de sincronizarla con el calendario de Google.

Sea como fuere, ya que estamos todaví­a en una fase previa del desarrollo del sistema existe mucho margen para que Microsoft afine el uso de estas herramientas y mejore las relaciones entre las diferentes apps (se echa en falta mayores opciones para compartir). Veremos si la compañí­a consigue mejorar estas aplicaciones para el lanzamiento de Windows 8.

Para llevar a cabo este artí­culo hemos utilizado un portátil Acer Aspire Ethos 8951G, un portátil potente que cuenta con un procesador Intel Core i7-2630QM con cuatro núcleos de procesamiento y una potencia de 2 GHz por núcleo. Además, este equipo tiene 16 GB de RAM y una tarjeta gráfica Nvidia GeForce con 2 GB de memoria dedicada.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp