Actividad de Facebook en la Bolsa

Parece difí­cil que a dí­a de hoy se pueda decir que Facebook atraviese un mal momento. La red social más popular del mercado cuenta con más de 900 millones de usuarios (aunque hace poco se reveló que más de 80 millones de cuentas eran falsas) y vive instalada en el auge de de ese fenómeno de masas que son los medios sociales. Pero es necesario marcar que la situación de la red es mala, incluso peligrosa. La razón de esta afirmación que puede sonar hasta catastrofista es el rendimiento de la red social en la Bolsa. Cerca de cerrar la jornada en el parqué de New York el precio de las acciones de la compañí­a está muy cerca de la mitad de su valoración inicial, y han descendido por debajo de la barrera de los 20 dólares.

A punto de cumplirse los tres meses desde que Facebook hiciera su entrada en el mercado bursátil (la salida más esperada de los últimos años se produjo el 17 de mayo de este año), las perspectivas de la compañí­a no pueden ser peores en este punto. Las semanas anteriores a la salida de la red social estuvieron envueltas en una gran expectación, con unas primeras informaciones que situaban el valor de la compañí­a en los 100.000 millones de dólares (una barbaridad teniendo en cuenta que los ingresos anuales de la red están por debajo del 5% de este valor, y que los márgenes de beneficio no son muy altos).

Facebook en la Bolsa

Pero claro, la fuerte valoración previa de la empresa estaba mediatizada por el enorme potencial que se le presupone a una red social que ha conseguido atraer a este servicio de manera activa a cerca de uno de cada siete habitantes del planeta. Una base de usuarios de esta magnitud supone un caramelo muy apetecible en caso de conseguir convertir toda esta afluencia en un beneficio económico. El problema está en que desde poco antes de la salida de Facebook se ha puesto en duda la capacidad de la compañí­a de conseguir beneficios. No solo porque se bajaron las previsiones de sus resultados económicos pocos dí­as antes de salir (algo que terminó siendo un escándalo, ya que se ocultó esta información a numerosos inversores), sino por el peso que tiene en la red su plataforma móvil.

Facebook ha reconocido en documentos enviados a las autoridades de la Bolsa que por el momento no ha encontrado el modo de monetizar su plataforma móvil. Y eso, teniendo en cuenta que más de 500 millones de usuarios utilizan este medio para acceder a la red social de manera habitual, resulta una verdadera amenaza para la compañí­a. Ya el mismo dí­a que salió a Bolsa, la compañí­a estuvo a punto de no alcanzar la valoración inicial de los 38 dólares por acción, una cifra claramente inflada respecto al valor real de la empresa. Desde ese primer dí­a, el valor de sus acciones ha descendido de manera constante (solo en los primeros tres dí­as llegó a perder un 20% de su valor). Hoy ha sido la primera jornada en la que la compañí­a ha bajado de la barrera de los veinte dólares, y aunque es posible que termine por cerrar el dí­a por encima de esta cifra (a las 21:40, su valor está a 19,98 dólares), este hecho supone un toque de atención muy serio para la red social.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp