Microsoft ha abierto una tienda propia para Microsoft Office 2013, la nueva versión de la suite de ofimática de la compañí­a. La nueva tienda sigue los pasos de Windows 8, que también incorporará una plataforma para instalar diferentes apps. La compañí­a quiere aprovechar el tirón que tienen aplicaciones como Word o Excel (utilizadas por más 1.000 millones de personas en el mundo) para obtener un mayor beneficio y mejorar la experiencia de uso de estas herramientas de ofimática. De momento, la nueva plataforma de aplicaciones solo está disponible para la versión previa de Office 2013 y en inglés. No obstante, existen muchas dudas de si esta plataforma será capaz de obtener éxito en un campo tan limitado como la suite de ofimática de Microsoft y sobre la funcionalidad de la  misma.

Hoy en dí­a las tiendas de aplicaciones (sobre todo en el campo de los dispositivos móviles) se están convirtiendo en una constante a través de diversas plataformas. Microsoft quiere reproducir el éxito de estas tiendas en su suite de ofimática Office, aunque existen muchas dudas sobre si una plataforma como ésta sea el objetivo adecuado para este tipo de iniciativas. Para utilizar estas aplicaciones, primero hay que instalar la versión previa de Office 2013 (se descarga de manera gratuita desde la página de Microsoft). Hay que notar que Office 2013 solo está disponible para Windows 7 y la versión previa de Windows 8. Una vez en el equipo, basta con acceder a la página web de la tienda de Office y escoger la aplicación deseada.

Como se trata de una beta, de momento solo contamos con un número limitado de aplicaciones (solo contamos con 25 aplicaciones disponibles y desde la página se anuncian otras cinco que deberán estar disponibles en poco tiempo). El aspecto de la tienda es muy sencillo, con las aplicaciones en forma de recuadros y después una vista previa de cada app cuando pinchamos sobre ellas. El diseño de la tienda recuerda ligeramente a la tienda de Google Chrome, aunque en un estadio muy inicial.  Un error que en nuestra opinión han cometido los responsables de Microsoft con esta tienda es que la instalación de las apps no se realiza a través de la propia tienda, sino en el programa de Office correspondiente. Esto provoca que el acceso a los complementos sea bastante pesado y menos intuitivo de lo que en un principio deberí­a, y deja a la tienda con la única función de servir como un escaparate de las aplicaciones y una guí­a para explicar los pasos que hay que seguir durante la instalación.

Tampoco supone una ventaja a la hora de manejar las aplicaciones el hecho de que los pasos a seguir varí­en entre las diferentes aplicaciones de Office 2013 (no es lo mismo llegar a instalar una app en Word que en Outlook 2013). Ahora bien, por el lado positivo una vez se alcanza el menú de aplicaciones resulta rápido y sencillo contar con estos complementos. Todaví­a es pronto para hablar de la calidad de las aplicaciones disponibles en la tienda (estamos en un punto muy temprano de esta iniciativa), aunque un primer vistazo muestra que todaví­a queda mucho por hacer si Microsoft quiere aumentar el atractivo de esta plataforma. De momento, da la impresión de que la tienda de Office 2013 se puede convertir en un fracaso, aunque la compañí­a aun tiene mucho margen para potenciar la tienda hasta la salida de la versión final del nuevo Office.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp