El software malicioso es la gran amenaza de la red hoy en dí­a. A pesar de que se están dando grandes pasos tanto en el avance de las herramientas de seguridad disponibles como en la concienciación de los internautas ante estas amenazas, la presencia de este tipo de programas maliciosos sigue siendo una constante en los ordenadores de los españoles. Y es que casi la mitad de los equipos informáticos aloja algún tipo de malware en su interior, una cifra que muestra el nivel de peligrosidad que todaví­a sufrimos.

El gran problema ante el que todaví­a se enfrenta el internauta es el desconocimiento de que está alojando algún tipo de malware. Y eso a pesar de que nueve de cada diez encuestados reconocen utilizar un programa antivirus (un 91%). Según los datos del estudio llevado a cabo a través de encuestas online y análisis remotos, un 27% de los encuestados afirma haber tenido algún tipo de problema con malware en los últimos tres meses. Eso arroja una diferencia considerable respecto al 45% de usuarios que alojan alguna amenaza dentro del equipo.

No obstante, la evolución en este aspecto es francamente positiva. Según los datos recogidos a mediados de 2008 y principios del 2009, el porcentaje de equipos que contení­an programas maliciosos estaba cerca del 85%, y desde entonces se ha apreciado una tendencia constante a disminuir el número de ordenadores infectados. Las herramientas más utilizadas para evitar los ataques de los cibercriminales son los antivirus (con un 91%) y los cortafuegos (con un 76%). Dentro de los antivirus se aprecia un ligero descenso en el uso, mientras que en el resto de las herramientas habituales de seguridad (cortafuegos, programas anti-espí­a o contraseñas, por citar unas cuantas) se ha producido un aumento continuo de su uso desde 2007.

También es importante destacar que la mayor concienciación de los usuarios no solo se produce a la hora de navegar, ya que los internautas utilizan cada vez más herramientas de seguridad también en campos de fácil acceso a los ordenadores como es el correo electrónico o las redes de intercambio de archivos P2P. Así­, el análisis de los ficheros adjuntos que llegan con los emails ha aumentado desde el 65% al 77%. En el caso de los archivos descargados a través de P2P, el porcentaje de internautas que escanean los ficheros nada más bajarlos se sitúa en el 67,9%.

Si nos fijamos en las reacciones de los usuarios cuando sufren un incidente de seguridad, la reacción más repetida (y la que surge de manera lógica) es la de cambiar las contraseñas de las diferentes cuentas con las que trabaja en la red, con un porcentaje del 34%. En segundo lugar se sitúa la acción de actualizar las herramientas de seguridad con las que se cuenta, con un 29%. La mayorí­a de las soluciones de seguridad que se comercializan hoy en dí­a incorporan la posibilidad de realizar las actualizaciones de manera automática, una opción realmente recomendable. Eso si, otra actividad recomendable para guardar la seguridad de nuestros datos como es la de comenzar a crear copias de seguridad solo se produce en un 15% de los casos en los que se han registrado incidencias.

A pesar de las amenazas, la mayor parte de los usuarios no opta por abandonar los servicios que pueden haber dañado su ordenador (como por ejemplo la banca y las compras online u otros servicios como la mensajerí­a instantánea o las redes sociales).  El estudio sobre la seguridad de la información y la e-confianza de los hogares españoles ha sido realizado por el INTECO a través de 3,655 usuarios encuestados y 6.383 análisis remotos, entre septiembre y diciembre de 2011.

Informe

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp