El nuevo sistema operativo de Microsoft, Windows 8, cuya versión definitiva saldrá al mercado a finales de octubre, cuenta con una orientación clara hacia los tablets y los dispositivos táctiles. La importancia de este sistema operativo puede hacer que fabricantes que hasta ahora no han apostado fuerte por los tablets pierdan presencia en el mercado. Es por ello que la empresa estadounidense tratará de apostar fuerte por tablets con su sus chips. Se ha publicado una serie de especificaciones que llevarí­an los primeros tablets con plataforma de Intel, con unas especificaciones realmente interesantes que podrí­an despertar la atención de muchos usuarios que hasta ahora han escogido tablets de la plataforma dominante, ARM (por ejemplo el iPad o el Samsung Galaxy Tab llevan lucen esta estructura).

De momento, Intel baraja dos tamaños para los primeros tablets, Uno serí­a el tamaño estándar que ya hemos visto en una gran cantidad de tablets, alrededor de las 10,1″. Y otro serí­a un paso superior con un tamaño de pantalla de 11″ para un tablet que incluirí­a un teclado fí­sico, seguramente de una manera similar a lo que hemos visto con el Asus Eee Pad Transformer. Una de las grandes novedades estará en el procesador. Se espera que sea un Atom Z2760 de doble núcleo y con la capacidad de aumentar su potencia en el caso de que el sistema necesite una carga extra de procesamiento, además de la tecnologí­a Hyperthreading a través de la cual podremos trabajar como si en realidad tuviéramos cuatro núcleos.

Según la lista revelada por CNET, otro de los puntos atractivos que tendrán las tabletas de Intel será una baterí­a que permita un uso superior a las nueve horas, y hasta 30 dí­as en modo de reposo. La conectividad de estos dispositivos será tanto 3G como 4G (una tecnologí­a que se está expandiendo por Estados Unidos pero que todaví­a tardará en llegar a Europa). En la cuestión del diseño, hay que destacar el nivel de finura que quiere alcanzar Intel en los tablets que lleven sus chips. Éstos deberán estar por debajo de los 9 milí­metros, una marca bastante ambiciosa teniendo en cuenta que hay muchos tablets que están por encima de esa cifra. Parece que la empresa estadounidense no quiere quedarse a la zaga de la tendencia del mercado a crear dispositivos cada vez más finos.

También hay que destacar el peso, que deberá estar por debajo de los 680 gramos, de nuevo una marca interesante (aunque no tan difí­cil de conseguir a priori como en el caso de la  finura). Otras caracterí­sticas destacas incluyen Wi-Fi Direct y NFC en las conexiones. NFC es la tecnologí­a que permite realizar pagos a través del móvil y que todaví­a se encuentra en fase de pruebas. Sea como fuere, habrá que esperar unos meses para saber si Intel y los fabricantes que trabajen con su plataforma pueden mantener las especificaciones deseadas por la empresa de chips. Entrarán de lleno en un mercado muy competitivo como es el de los tablets, en el que no está muy claro si Windows 8 podrá hacerse un hueco importante debido a la fuerza de iOS y Android.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp