Atajos del teclado de Windows 8

La beta de Windows 8 salió al mercado el pasado 29 de febrero y ha suscitado reacciones encontradas, aunque parece que una mayorí­a de usuarios han valorado de manera positiva el giro que ha dado Microsoft al acercar su interfaz a Windows Phone y escapar, aunque sea en parte, del esccritorio. Windows 8 tiene muchos escondrijos que pueden pasar inadvertidos al usuario que realice un uso menos intensivo del equipo. La interfaz Metro utilizada fuera de un entorno táctil se presta a valerse de atajos del teclado que puedan hacer todaví­a más ágil la navegación. Este artí­culo intentará repasar las combinaciones que hemos encontrado más útiles.

En primer lugar, una caracterí­stica sencilla pero que se agradece mucho es la posibilidad de hacer capturas de pantalla mediante el teclado y que el resultado se guarde en una imagen PNG, sin necesidad de pasar antes por un editor de fotos para pegar la captura. Para realizar dicha captura, basta con apretar la tecla de Windows y el botón de imprimir pantalla al uní­sono. Al realizarse, la pantalla se oscurecerá durante un instante. La imagen se guarda en la carpeta de imágenes del equipo. Otro de los atajos fáciles, que seguramente ya habrás notado, es que cada vez que se aprieta la tecla de Windows el sistema vuelve a la interfaz Metro desde la App que estemos utilizando. Al volver a apretar sobre la tecla se vuelve a la aplicación. Otra de las combinaciones intuitivas es control + tabulador, que alterna las aplicaciones abiertas.

Atajos del teclado para Windows 8

Una opción interesante para las pantallas más pequeñas que ya estaba presente en Windows 7 es la posibilidad de cambiar el tamaño de los iconos del escritorio a través de la combinación de la tecla control y la rueda del ratón. Si estamos en la interfaz principal, se realiza zoom en los iconos del sistema. Si quieres abrir las opciones de configuración del sistema o simplemente ver la hora, aprieta la combinación de la tecla de Windows + C. En el caso de que utilices varias cuentas de usuario en un mismo equipo, un modo de cambiar de usuario de manera rápida es a través de la combinación tecla de Windows + L.

Una de las opciones novedosas que incorpora Windows 8 es la posibilidad de trabajar a pantalla partida, dejando una aplicación en una franja a la izquierda o a la derecha de la pantalla. Esto se consigue llevando el ratón hasta la parte superior y luego arrastrando la aplicación hacia uno de los dos lados. Para volver a la pantalla completa, hay que mover la barra que aparece en el lí­mite de la App hasta el final de la pantalla. Pero también podemos utilizar la combinación tecla de Windows + la tecla del punto, que colocará la aplicación a la derecha. Si apretamos de nuevo se coloca a la izquierda, y una tercera vez vuelve a pantalla completa.

Muchos usuarios pueden encontrar algo fastidiosa la supresión del menú de inicio de Windows, desde el que se podí­a acceder a los programas y a otras opciones del sistema. Un buen sustituto para llegar a muchos de esos sitios es el menú de comandos avanzados, al que se llega a través de la combinación de la tecla de Windows + X en cualquiera de las apps del sistema. Desde allí­ podremos ver los dispositivos del sistema, buscar, iniciar una aplicación o acceder al administrador de tareas.  En definitiva, estos son algunos de los atajos más interesantes que ofrece Windows 8. Como siempre, te animamos a opinar sobre el nuevo sistema de Microsoft. ¿Crees que triunfará?

Para llevar a cabo este artí­culo hemos utilizado un portátil Acer Aspire Ethos 8951G, uno de los portátiles más potentes que hay en el mercado y que cuenta con un procesador Intel Core i7-2630QM con cuatro núcleos de procesamiento y una potencia de 2 GHz por núcleo. Además, este equipo tiene 16 GB de RAM y una tarjeta gráfica Nvidia GeForce con 2 GB de memoria dedicada.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp