Internet Explorer ha sido el gran damnificado de 2010, según datos de StatCounter. El navegador lí­der ha perdido cinco puntos porcentuales durante el año, los mismos que ha ganado su potente competidor Google Chrome, que se ha situado con méritos propios a la puerta del 10% de cuota, cuando a finales de 2009 no sobrepasaba el 5%. Además, Mozilla Firefox es en estos momentos el navegador más utilizado en Europa, favorecido por los usuarios que ha perdido Internet Explorer.

Son algunas de las conclusiones que se pueden sacar de este año .Todo indica que Google Chrome continuará su subida durante 2011, aunque está por ver la forma en la que reacciona Internet Explorer. La inminente salida de la nueva versión de su navegador, Internet Explorer 9, podrí­a relanzar al programa de Microsoft, o al menos taimar su caí­da. Por su parte, Mozilla Firefox también ha sufrido una bajada, desde el 24% al 22%.

Paradójicamente, el navegador de Mozilla se ha convertido en el más utilizado dentro de Europa, aprovechándose de la bajada de Internet Explorer. Mozilla Firefox tiene un 38% de cuota de mercado en nuestro continente, mientras que Explorer baja hasta el 37%. La diferencia es pequeña, así­ que es probable que en los siguientes meses se disputen el primer puesto y continúen esta particular lucha.

Por otro lado, los navegadores que siguen a los tres contendientes han tenido diversa suerte. Safari, el programa de Apple, consiguió aumentar ligeramente su presencia hasta casi el 6% (mientras que a final de 2009 no llegaba al 5%), mientras que Opera, que también estrena nueva versión, perdió un 0,15% de usuarios y sigue anclado en un marginal 2%.